Emprendiendo Un Viaje a la Frontera

Quien prefiere viajar a hacer turismo no necesita comprar objetos que le recuerden lo que ha vivido porque sus experiencias han dejado una Marca en su ser más profundo.

kr

Llegué a mi destino escuchando una frase poco alentadora al inicio de vacaciones: “Ten mucho cuidado, vuestros mundos son   tan distintos como enfrentados en mil guerras, de ayer, de hoy y de siempre”.  Sin embargo es ahora, ya de vuelta, cuando me encuentro a mis semejantes empeñados en resucitar viejas contiendas fratricidas y querellas; blandiendo palabras hirientes como espadas contra quien no se encuentra en la propia línea. Ignorando cómo prospera la cizaña en ambos campos de batalla.

DSCF1399Para ti, amigo mío, que coincides con mi Proyecto de Turismo Gastronómico en el deseo de una vida más plena, dedico este artículo aunque ni lo leas ni lo entiendas. Pues tu Público Objetivo, es tan difícil de hallar en un páramo desierto de escucha desde el silencio, como el mío. Porque a veces te encuentras fuera de la Zona de Confort en tu propia casa. Cierto que en mi país hay más higiene que en el tuyo pero no menos humana miseria.

Nos diste la bienvenida abriendo la verja para nosotros cuando llegamos. Bajé de mi viejo coche cerrando la puerta con cuidado, agradecida de que un año más se dejara conducir a mi destino sin problemas. Desde luego que cuando nos presentamos, no esperaba reverencias asiáticas, ni tres besitos a la francesa, quizá un apretón recio pero me sorprendió tu gesto de llevarte la mano al corazón. Entonces decidí probar en tu compañía mi Experimento de  unir Gastronomía y Cultura.

Comenzaron los días de compartir, alternando el cuscús con el estofado, la tortilla con  el “tajine”, según nos tocara ejercer de anfitrión o de huésped. En cuanto al vino, que regaba nuestros platos típicos, ya fuera bueno o corriente, nos regalaba sus mejores efectos cardiosaludables suscitando muchas risas y animando nuestras tertulias en el jardín al más que fresco aire de la noche.

Lo de menos era que nuestras comidas, resultaran demasiado picantes, dulces o saladasDSCF0708 para el gusto del otro. Lo importante eran nuestras conversaciones. Hablábamos sobre aquellos sabios antiguos que lejos de especializarse en una sola materia, abarcaban con su mente abierta tanto la poesía como la astronomía, matemática, teología….en su incesante búsqueda del conocimiento unitario. Ellos no pertenecían a oriente ni a occidente sino a la humanidad entera.  Nuestras palabras se abrían paso con tanta fuerza como un río caudaloso que va horadando la piedra.

Nuestras voces, amigo mío, alegres y risueñas, pronunciadas bajo miles de estrellas, no seDSCF1511 han perdido en la oscuridad de la noche. Se han convertido en un eco que resuena en las cumbres de esas montañas, que ahora como entonces, con su altivez e imponencia nos rodean. Ellas han recogido nuestro acuerdo:  Que un elemento tan humilde como el agua es capaz de atravesar la dureza de la piedra para seguir su curso imparable. Con su potencia va abriendo brechas donde otros construyen muros y fortalezas  para protegerse de un enemigo interno, que aguarda a que lo liberen de sí mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s